Una movilidad responsable

LA MOVILIDAD DE NUESTRO EQUIPO

En relación con esta cuestión, creemos que, si quedaba alguna duda, la pandemia de la covid-19 ha demostrado que es necesario colaborar todos con aquello que esté en nuestra mano y sin dilación para fomentar una movilidad más respetuosa y limpia. Nuestra primera decisión, relativa a nuestra propia movilidad, ha sido ofrecer un aumento del 5% del bruto salarial para todos los miembros del equipo de la editorial que se comprometan a realizar sus traslados a la oficina en bicicleta o a pie (sí, todos lo hemos aceptado encantados).

Además, nuestros traslados en avión quedarán reducidos a la mínima expresión: nunca se nos ha visto demasiado por las grandes ferias internacionales, pero desde ahora, y muy conscientemente, sólo acudiremos en las situaciones excepcionales en las que de verdad tengamos que hacer algo importante allí, algo que no se pueda resolver a distancia, pero nunca bajo la inercia del business as usual que implican por lo general estos eventos.

LA MOVILIDAD DE NUESTROS LIBROS

Aquí no todo depende de nosotros (por ejemplo, el modo en que nuestros libros se distribuyen a las librerías), pero incluso en lo que de algún modo sí depende, no os vamos a engañar, no estamos satisfechos: hemos buscado mucho y hemos elegido la opción que consideramos más sostenible, que no es, sin embargo, óptima.

Así, hemos sustituido nuestra mensajería tradicional por una mensajería alternativa, mucho más ecológica y comprometida, con mejoras sensibles. Desde un punto de vista social, es una empresa donde el 100% del personal es contratado y cobra un sueldo fijo, no por entregas. Además, todos los puestos de trabajo de los repartidores son para personas en riesgo de exclusión social.

Desde un punto de vista ecológico, el 100% de nuestra paquetería será recogida en nuestra oficina en bici o a pie; de ese total, el 30% (destinado a Madrid) se entregará también en bici o a pie sin generar ninguna emisión; con el 70% restante, pueden pasar dos cosas: si va a una gran ciudad, el paquete llegará hasta sus inmediaciones en transporte motorizado (con una segunda mensajería asociada), y el tramo final lo realizará nuestra mensajería de referencia también en bici o a pie; y si va a otro destino más pequeño, la entrega será motorizada. Para los traslados motorizados de esa segunda mensajería asociada hemos hablado con muchos departamentos de calidad y hemos elegido la empresa con un mayor índice de personal contratado y con un plan de reducción de emisiones más ambicioso para 2025 (para 2050 cualquiera hace un plan ambicioso…). Aunque nos parece dañino que las emisiones se conviertan en las nuevas bulas papales, de compra y venta como cualquier otro producto, nos gusta pensar que, simplemente parándonos a buscar soluciones alternativas, desde ahora podremos rebajar alrededor de un 50% las nuestras en este aspecto y en comparación con el año pasado.

Por lo demás, y como os contamos en el apartado dedicado al papel, hemos elegido una fábrica de papel que reduce sus emisiones de transporte privilegiando el tren de larga distancia; igualmente, todos nuestros libros se imprimen en un radio de 300 km de nuestra oficina.