Vincent Mahé

Estudió animación en la prestigiosa escuela de imagen Gobelins y, después de graduarse en 2008, trabajó como escenógrafo en la industria de la animación. En 2012 dio el paso a la ilustración independiente. Su trabajo ha aparecido en The New York Times, The Wall Street Journal o Wired.