Leonhard Frank

Leonhard Frank (Würzburg, 1882 – Múnich, 1961). De origen humilde, llevó a cabo múltiples trabajos: mecánico, chófer, pintor de edificios, celador de hospital… Gracias a su talento para la pintura estudió Bellas Artes durante seis años en Múnich y en 1910 se instaló en Berlín. Humanista, pacifista y antifascista, llevado por la exaltación de la bohemia de Múnich y más tarde por la efervescencia intelectual y artística de Berlín, Frank creyó siempre en el poder transformador de la literatura.

Durante la Primera Guerra Mundial se exilió a Suiza. Sus primeros trabajos literarios vieron la luz en este periodo. En 1918 volvió a Alemania, convencido ya de dedicar su vida a la escritura, que le proporcionaría premios tan prestigiosos como el Theodor Fontane o el Kleist.

Su novela Karl y Anna obtuvo un gigantesco éxito internacional, se convertiría en una obra de teatro representada en salas de todo el mundo e incluso Hollywood se inspiraría en ella para la película Desire Me, en cuya dirección participó George Cuckor. A pesar de esto, en 1933 se prohibieron y quemaron todos sus libros en Alemania. Se exilió entonces de nuevo: primero a Suiza, luego a Francia (donde fue hecho prisionero tres veces) y, más tarde, a Portugal y Estados Unidos.

Tras diecisiete años de exilio, regresó a un país en ruinas. Y ya en 1952 publicó una reveladora novela en la que el protagonista se confunde con el propio escritor, un texto clave que da voz a sus sentimientos y percepciones en esa dura Alemania de postguerra. Se trata de la fundamental Links wo das Hertz ist [A la izquierda, donde está el corazón], que Errata naturae publicará próximamente.

leonhard