Eugène Dabit

Eugène Dabit (Mers-les-Bains, 1898 – Sebastopol, 1936) nació en una familia obrera que, a pesar de vivir en Montmartre, París, quiso que su hijo llegara al mundo cerca del mar y se desplazó hasta la costa para su nacimiento. En 1914, Émile Dabit, padre de Eugène, fue movilizado y su hijo tuvo que abandonar sus estudios y su formación en un taller de cerrajería para colaborar en los ingresos familiares: limpiando las ventanas de los vagones de la línea Norte-Sur del metro por el día y como ascensorista en la estación Lamarck-Caulaincourt por la noche. En 1916 él mismo fue llevado al frente como radio-telegrafista, reparando las líneas durante los bombardeos. Una vez acabada la guerra comenzó sus estudios de pintura. En la Académie Billoul entraría en contacto con sus nuevos camaradas, que le darían a conocer la literatura que tanto le influyó: Baudelaire, Rimbaud, Stendhal, Gide…

Comenzó a ganarse cómodamente la vida con un negocio de seda pintada, y gracias a los ingresos que obtenía con esta actividad y al préstamo de unos parientes, los padres de Eugène Dabit se convirtieron en propietarios del Hôtel du Nord, en el 102 del muelle de Jemmapes en París. Eugène se instaló también con ellos y ejerció a menudo como portero de noche, observando a la gente que allí vivía, e inspirándose para sus futuras novelas.

En 1929 publicó Hotel del Norte, que obtuvo un éxito inmediato. Y en 1936, por invitación de André Gide, realizó un viaje de carácter literario a la URSS. Durante ese viaje contrajo la escarlatina y murió repentinamente el 21 de agosto en Sebastopol. Además de Hotel del Norte, entre sus obras destacan Faubourgs de Paris (1933), L’Île (1934) o Un mort tout neuf (1934), que Errata naturae publicará en el futuro.

eugene-dabit